Inicio > Política > Honduras

Honduras

La Vanguardia, España.

Honduras y el espantapájaros del golpe

Al depuesto presidente hondureño sólo le falta la canonización del Vaticano. La comunidad internacional lo ha respaldado como si se tratase de la Madre Teresa en persona, sin importar que haya violado repetidamente la Constitución de su país y que su autoritarismo sea rechazado por la mayoría de la sociedad hondureña. Las palabras “Golpe de Estado” funcionaron en este caso como la palabra “culo” que al aparecer en alguna frase, el público ya no escuchará ninguna otra. Sin embargo los gobiernos democráticos están obligados a prestar más atención si de verdad quieren actuar con justicia.

Las sociedades se rigen por la ley, no por la moral. La acción hondureña no importa si estuvo bien o mal, lo que importa es si fue legal. Para los hondureños que son los que viven allá, el golpe que nadie se ha molestado en verificar, fue legal y eso debería valer para el mundo. Honduras esta siendo inmolada por hacer lo que sus verdugos no practican: Cumplir su Constitución al pie de la letra. Aún moralmente, los paladines democráticos que hoy la ejecutan, no tenían derecho de lanzar la primera piedra, empezando por el más empavonado de todos, el presidente venezolano.

El sentido común parece haber sido ahuyentado por el espantapájaros del golpe. Con su condena precipitada, la comunidad internacional ha incurrido en una omisión fatal de principios jurídicos que se respetaban hasta en La Tremenda Corte de Trespatines: Primero neutralidad, segundo escuchar a las partes y por último, la sentencia. La hipocresía del poder continúa aprovechando los errores de la opinión mundial: “Cuando una cuestión es aceptada fácilmente por la mayoría como una verdad, generalmente es un error porque la mayoría no tiene acceso a la educación ni a la cultura”.

No sólo se ignoró la soberanía y el principio de autodeterminación de Honduras, sino que  además sin verificación in situ del golpe, se intentó forzar la restitución inconsulta de Zelaya. Ésta práctica convierte a la ONU y la OEA , en prótesis inútiles para la democracia, manipuladas por intolerantes socialistas del siglo XXI. Bajo esa influencia el propio Zelaya antes de su destitución decía que la OEA no debería de existir y que la Carta Interamericana era una “babosada”. La calistenia democrática hondureña condenada más por paranoia que por la realidad, demuestra la hipocresía de ambos organismos, porque al mismo tiempo aceptan la dictadura cubana, el fraude en Nicaragua y la salvaje represión de Chávez contra los gobernadores, alcaldes y los medios de comunicación que no comparten su ortodoxia en Venezuela.

Una Fuerza de Tarea integrada por D’Escoto, ex canciller de Guerra de Daniel Ortega, la presuntuosa presidenta de Argentina, el populista Correa y el toro eclesiástico del Paraguay, intentaron imponer a Zelaya de nuevo en el poder. De nada sirvieron las advertencias que el insensato intento sólo revolvería aún más las aguas como en efecto sucedió. Estos demagogos siguiendo instrucciones de Cuba y Venezuela, sabiendo que Zelaya está objetivamente inhabilitado para gobernar por falta del respaldo interno necesario, acometieron su misión “democrática”, intentando desatar realmente el caos.

Curiosamente se reportan más muertos, encarcelados, huelgas y disturbios callejeros en algunos países “democráticos” del ALBA que en la Honduras “golpista”. Las primeras víctimas del conflicto se produjeron luego que Zelaya sobrevolara el cielo hondureño y llamara a sus seguidores a tomarse “pacíficamente” el aeropuerto en Tegucigalpa. El presidente destituido y su Fuerza de Tarea pasaron luego recibiendo instrucciones en Managua, para finalmente con la misma indolencia de Pilatos lavarse las manos en El Salvador. Si hay culpables de los muertos en Honduras son ellos, porque para probar el homicidio debe probarse primero la intención y la de esta gente estuvo muy clara.

Hoy los más importante es encontrar la salida de la crisis, y aunque Obama se ha negado a ser el ‘Big Brother’, su Secretaria de Estado mandó a las partes como la profe a sus alumnos, a dialogar en Costa Rica con la ayuda del nobelizado presidente Oscar Arias. Desde el vinagre de su frustración Chávez anunciaba el fracaso de la iniciativa mientras su adlátere Ortega negaba el espacio aéreo nicaragüense al avión de Micheletti. Concluida la primera ronda de negociaciones, cuyo éxito es precisamente haberla realizado, el presidente Arias expresó su optimismo con una advertencia: “Dejen a los centroamericanos resolver los problemas de los centroamericanos”.

La frase de Arias debería valer también para los hondureños, quienes son al fin y al cabo los que ya resienten las consecuencias económicas del alienado bloqueo internacional. Cualquier solución debería empezar por escuchar la voluntad del pueblo, no por la imposición ortopédica de Zelaya. Adelantar las elecciones pareciera de momento más que una luz al final del túnel, el túnel en sí mismo para el pobre pueblo hondureño, que por su arrojo y voluntad de paz, se merece algo mejor que sólo condenas hipócritas y las embestidas irracionales de los embaucadores encabezados por Chávez.

Francisco Javier Gutiérrez

Anuncios
Categorías:Política
  1. Lector
    19 agosto 2009 en 13:42

    ¿Que los invitaba a comer? …. jajajajajajajajaja
    ¿El 80%?, …. debieron enseñarte matemáticas esos maestros que se han pasado la vida en huelga intentando conseguir más sueldo y olvidándose de sus alumnos por completo y por eso no tienes ni idea de ellas.
    ¿Ayudar al pueblo?, …. ¿cómo?, ¿cuando?, ¿donde?, …. porque no nos hemos enterado y en los casi 4 años que ha estado no hemos visto ningún avance en nuestro nivel de vida.
    Antes de hablar o escribir aprende las cuatro operaciones básicas y revisa tu vista con el oculista.

  2. francisco
    19 agosto 2009 en 12:16

    Me gustaria que se informaran mejor, srs. periodistas, a mel zelaya lo respalda mas del 80% de la poblacion, es mas ha sido un fenomeno inedito en esta pais, aqui todos los presidentes anteriores perdian mucha popularidad cuando llegaban al final de su periodo de gobierno, y a este mel zelaya le ocurrio lo contrario, y ahora es mas popular, pero primero investiguen , pero con el pueblo, pueblo, no con los medios golpistas como : televicentro,diario la prensa,el heraldo, la tribuna, HRN, RADIO AMERICA, etc, no señores preguntenle al indigena, al campesino, a la empleada domestica, al obrero, al taxista, a esos que nunca en su vida conocian la casa presidencial, por que los anteriores pesidentes eran unos orgullosos engreidos, pero mel zelaya si los recibia, hasta los invitaba a comer, es es el pecado de mel, ayudar a los pueblos, que lo llaman populismo, y que?..que es amigo de chavez..y que?, acaso ee.uu. no anda buscando se amiga de china?…solo hablan de comunismo, y acaso la derecha se acuerda de los pobre?…no señores MEL ZELAYA es un presidente atipico, del pueblo..

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: