Inicio > Opinión, Religión > Desde mi atalaya (o cómo lo veo yo)

Desde mi atalaya (o cómo lo veo yo)

Héctor Castillo Héctor A. Castillo

24/9/2006

 

Debido a la naturaleza de este escrito, creo que es necesario comenzarlo, admitiendo que no soy católico, pero tampoco pertenezco a ninguna secta ni religión alguna. Sin embargo, creo en un ser Todopoderoso que controla todo y a todos y que se llama Dios. Simplemente, rehúso a admitir y aceptar mucho menos, que Dios designó a determinada religión para los seres humanos. Si acaso se pudiera, solo debiera haber una sola religión a la que debiéramos pertenecer todos.

 

En mis largos años de vivir en este mundo, he aprendido muchas cosas y entre ellas está la de no exaltarme anticipándome a comprometer, en ninguna forma el futuro. En otras palabras, pienso muy en serio en la filosofía encerrada en el famoso refrán que dice: no digas nunca, de esta agua no he de beber, porque ya me tocó comprobar que, por extraña ironía, el o la que habla así, acaba más pronto en la situación del que escupe para arriba, no solo le cae su propia saliva, pero también acaba más pronto bebiendo del agua que juró no beber.

 

Sin embargo, sí me considero capaz y siento seguro en mi corazón, de poder anunciar con toda confianza a los cuatro puntos cardinales una cosa, y esa es que nunca seré musulmán, y, por consiguiente, no creo que sea esta una agua que algún día he de beber.

 

Sin ser católico, fui un admirador del Papa Juan Pablo II y siempre lo quise y lo respeté, por eso es que ahora con la injustificada alharaca que han hecho los musulmanes, por una simple e inocente cita que hizo el nuevo Papa Benedicto XVI, me he creído impulsado para tomar mi pluma, y en cierta forma, aunque no lo necesite, salir en defensa de Joseph Ratzinger.

 

Comenzando con que el Papa no ha dicho nada malo, cualquier persona de mente sana, estaría de acuerdo con nuestro concepto, sin embargo, no se trata de personas cuerdas y más bien de fanáticos sedientos de violencia, que hallan una excusa a la vuelta de cualquier esquina, para derramar sangre y destruir, en nombre de Alá o Mohamad o como ellos le llamen.

 

No obstante, lo que más ha llamado mi atención es lo que yo considero ser exagerada tolerancia y complacencia del mundo occidental con el fanatismo musulmán. Las discrepancias del mundo cristiano con el musulmán, parecen ensancharse de tal forma que con cada día que pasa, nos están, inexorablemente, arrastrando hacia otra guerra mundial, igual a otras que ya tuvimos.

 

Adolfo Hitler fue considerado un orate fanático con su doctrina nacionalista, que intentó exterminar a los judíos de la faz de la tierra, por creerlos sus mortales enemigos. Nosotros nos preguntamos qué hubieran hecho las Naciones Unidas, si hubieran existido entonces, si se le hubiera antojado a Hitler como al Presidente de Irán, venir a discursar ante ese cuerpo en New York.

Estoy inclinado a creer y no creo estar equivocado, que las Naciones Unidas no le hubieran permitido eso a Hitler, sin embargo se lo han permitido al Líder de Irán, que es uno de los que se ha propuesto a eliminar a los cristianos, venir al suelo de América a vociferar su fanatismo musulmán. La pregunta entonces es ¿permitirían los musulmanes que fueran los cristianos a hacer lo mismo en su suelo?

Algo tiene que andar patas arriba en este mundo actual, el Presidente de Irán puede venir a nuestras Naciones Unidas, a desatar su odio y su furia contra los cristianos, pero el Papa no puede hacer una simple cita ni que sea esta de su propio Corán, que adverse a los musulmanes. Con esa estúpida complacencia, además de admitir que El Corán está por encima de La Biblia, estamos admitiendo que ellos tienen razón en su manera de ser, y que sus creencias religiosas deben ser, sino aceptadas, por lo menos aprobadas por el mundo occidental cristiano.


En otras palabras, les estamos inflando la cabeza a los musulmanes, haciéndoles creer que ellos están en lo cierto y nosotros en lo errado. Tan sencillo como eso. Así es como lo veo yo..

Anuncios
Categorías:Opinión, Religión
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: